Los vecinos se han organizado en grupos de Whatsapp para alertarse sobre si ven merodear a extraños cerca de sus viviendas

La Policía Local de Otura ha reforzado su colaboración con la Guardia Civil en las urbanizaciones donde recientemente la Asociación Unificada de Guardias Civiles ha señalado que se han extendido las patrullas ciudadanas por robos en viviendas. 

El alcalde de Otura, Nazario Montes, ha mostrado su “preocupación” por estos hechos, entendiendo que la “colaboración” de los vecinos, si ven alguna “cosa extraña” en su urbanización, puede contribuir a la labor policial, si bien “la seguridad debe estar garantizada por la administración pública”. 

Montes ha señalado que Otura es un municipio con 21 urbanizaciones distanciadas entre ellas y en zonas cercanas a vías de comunicación como la autovía que facilitan la actuación de ciertas bandas de delincuentes que están también en otros municipios del Área Metropolitana de Granada. 

En algunas de estas urbanizaciones los vecinos se han organizado en grupos de Whatsapp para alertarse sobre si ven merodear a extraños cerca de sus viviendas. Según los datos de la Guardia Civil facilitados por el alcalde de Otura, en 2016, en la urbanización Suspiro del Moro, se produjeron cinco robos, y unas siete tentativas, mientras que en 2017 sólo hubo un robo en vivienda. En la urbanización Santa Clara, también este año ha habido un robo, y tres casos de tentativas que terminaron en daños. 

Se trata de que estos sucesos sean “cero” por lo que, tras “el temor y malestar” expresado por algunos vecinos, el Ayuntamiento ha intensificado las labores de vigilancia, con más presencia de Policía Local, también por las noches en colaboración con la Guardia Civil.

Cuestión de “voluntad y organización”

Montes, que ha abogado por no extender una “sensación de alarma excesiva”, ha recordado que, ya en marzo, una junta de seguridad con Subdelegación del Gobierno, Guardia Civil y Policía Nacional analizó la situación del municipio, y de sus urbanizaciones. En el ámbito estatal, la seguridad ha de ser garantizada “no amortizando plazas” en las Fuerzas de Seguridad porque ello finalmente “repercute en el ciudadano”. 

La Asociación Unificada de Guardias Civiles reclamó recientemente al subdelegado del Gobierno en Granada, Francisco Fuentes, “que se tome en serio de una vez los robos que están ocurriendo en las zonas Norte y Sur de Granada y se lleve a cabo una operación para poner a disposición judicial a los autores”. 

Agregaron que la Guardia Civil dispone de los medios técnicos y de personal cualificado para capturarlos, “es tan sólo cuestión de voluntad y de organización”, a pesar del “grave déficit de agentes, la mala organización del despliegue territorial existente -donde una patrulla debe atender requerimientos de cientos de miles de personas- o los cuarteles cerrados”. 

Defendieron que los guardias civiles acuden cuando se les llama de forma urgente, “otra cuestión es que se encuentren a distancias muy lejanas como consecuencia de este pésimo despliegue” y, de hecho, en varias ocasiones han estado muy cerca de capturar a los ladrones, pero les dio lugar a escapar. 

La AUGC se ha puesto a disposición de las patrullas vecinales de la zona de Otura para colaborar con ellos en lo que estimen necesario tal y como lo hizo también con afectados por robos en Albolote que también se organizaron en grupos de este tipo.